Delirios de un Informático

«¡No me digas lo que no puedo hacer!»

El mito de la dependencia en el software privativo

Archivado en Linux con fecha 19/nov/2008
  Comentarios desactivados

Uno de los argumentos que gurús como Richard Stallman o muchos usuarios de Linux es la dependencia de la voluntad de una empresa en arreglar fallos o implementar nuevas funcionalidades en su software.

Vicente Navarro comenta en su blog en referencia al lanzamiento de Adobe Flas Player para 64 bits (por primera vez antes en Linux que en otras plataformas, por cierto):

[…] Es como cuando el driver de NVidia va mal y la actualización del driver cerrado arregla el problema. Se agradece la actualización, pero ésta no mitiga la impotencia que da depender de la voluntad que tenga una empresa para arreglar fallos o no hacerlo.

¿Y eso no ocurre en Linux?. Desgraciadamente sí aunque no tanto. Ciertas distribuciones no actualizan ciertos paquetes o no los incluyen en sus repositorios por desacuerdos en el desarrollo o las licencias, además de ser el origen de muchos forks que nacen porque no se está de acuerdo con la línea de desarrollo de los responsables. Grandes proyectos como Pidgin, Mambo e incluso Mozilla han sido modificados por la comunidad por estos motivos.

Sí, se esta a merced de las empresas que desarrollan el software privativo, pero también a merced de los desarrolladores de mucho software libre, y a veces me planteo qué es más grave. Me frustra ver cómo se forman ramas de desarrollo cuando una misma rama podría mejorar mucho el software…

Delirios de un Informático  §  Gestionado con WordPress  §  Licenciado bajo Creative Commons