Delirios de un Informático

Cómo montar un hackintosh con Snow Leopard original

Por motivos ajenos a mi voluntad (desarrollo) me he visto en la necesidad de instalar Mac OS X en mi equipo de trabajo, ya que no pienso gastarme +1.000 € en hacerme con un equipo de Apple que usaría eventualmente y cuyo hardware no me convence lo más mínimo. Por eso me decidí a hacerme con una copia original y legal de Mac OS X Snow Leopard para instalarla en mi PC estándar (no voy a entrar en la ilegalidad de instalar un software comprado legalmente en un hardware no preparado para ello, pero creo que estoy en todo mi derecho de hacer lo que me apetezca con él).

Tras guerrear un par de días con varias alternativas de instalación dí con todo lo necesario para hacer funcionar todo el hardware: pantallas a máxima resolución con aceleración, red ethernet, audio, Bluetooth, grabación de CD/DVD, lector de tarjetas…

El hardware es el siguiente:

  • Procesador: Intel Core i7 920
  • Placa base: Gigabyte GA-EX58-UD4P
  • Memoria RAM: 6GB DDR3 1066
  • Discos duros: 2xSeagate 500GB ST3500320AS
  • Tarjeta Gráfica: NVIDIA 9600GT 1GB DDR3
  • Pantallas: 2×20″ por DVI
  • Grabador de DVD: LG GH22LP20

Los requisitos son pocos:

  • AHCI activado en la BIOS
  • Uno de los discos disponible por completo
  • DVD original de instalación de Mac OS X Snow Leopard
  • Empire EFI grabado en un CD/DVD

Teniendo todo esto listo, basta arrancar el ordenador con el disco de Empire EFI y una vez que lo solicite introducir el disco original de Mac OS X. No se necesita nada más para realizar la instalación de Snow Leopard, que debe realizarse en una partición Mac OS X (Journaled) tras haber creado la tabla de particiones GUID con la utilidad de discos. En mi caso opté por borrar por completo el disco, crear la tabla de particiones y dividir el disco en dos: una partición para el sistema operativo y otra para compartir datos con Linux con el sistema de archivos HFS sin journaling.

Una vez instalado el sistema operativo habrá bastantes cosas que no funcionen pero es aquí donde entra en juego Kakewalk, un paquete que instala los controladores y las modificaciones necesarias para que funcione todo sin problemas. Basta elegir el modelo de placa base e instalarlo para que tras reiniciar funcione a la perfección la tarjeta de sonido, la tarjeta de red y la tarjeta gráfica detectando perfectamente las pantallas y a máxima resolución.

Con esto ya se tiene una instalación completamente funcional de Snow Leopard. El resto de hardware se detecta sin problemas, como el Bluetooth USB, el teclado o el ratón. En mi caso he tenido que instalar los controladores para mi modelo concreto de teclado (por suerte tiene controladores oficiales) y para la Wacom Bamboo. Lo que me ha sorprendido es que haya detectado la cámara web y aunque no funcione el vídeo (era mucho pedir) funcione el micrófono a la perfección permitiéndome usarlo para Skype.

Por último, si como en mi caso ya se tenía una instalación de Linux funcionando en el otro disco, para poder tener un dual boot en condiciones es necesario instalar GRUB2 (no basta con GRUB 0.97) y añadir lo siguiente a /boot/grub/custom.cfg:

menuentry "Mac OS X Snow Leopard" {
	insmod part_gpt
	insmod hfsplus
	set root='(hd1,gpt2)'
	multiboot /boot
}

Ahora sólo queda sacarle partido al sistema :).

4 comentarios en “Cómo montar un hackintosh con Snow Leopard original”

admin dice:

Gracias por el aviso, me alegro de que sea útil 🙂

cristian dice:

Hola, tengo hack y no puedo hacer que el microfono funcione, alguna idea ?