Delirios de un Informático

MIUI 1.12 en un Google Nexus One

Tras probar hace unos días un Samsung Galaxy S2 con MIUI me decidí a probar la ROM china en mi Nexus One. Teniendo ya instalado el recovery de ClockworkMod resulta muy sencillo instalarlo flasheando el ZIP descargado, así como este paquete de idiomas para traducir la ROM al español (no me gustó la beta de MIUI.es).

El mayor problema que me he encontrado es que me ha sido imposible activar A2SD+ para que las aplicaciones se instalen en una partición de la tarjeta SD en vez de dentro de la memoria del teléfono (cosa que funciona a la perfección en un Samsung Galaxy S), ni realizando el particionado desde el recovery ni usando GParted. Por eso opté por utilizar una única partición FAT32 y activar mediante el shell del Android SDK la instalación por defecto de todas las aplicaciones en la SD. De este modo la mayoría se instalarán automáticamente en la tarjeta de memoria y las que no, podrán moverse desde el administrador de aplicaciones.

La instalación en la SD se habilita con el siguiente comando via ADB (también sirve cualquier emulador de terminal en el teléfono, pero MIUI no trae ninguno de serie):

su
pm setInstallLocation 2

Por último, para mi resulta importante disponer del DSP Manager que CyanogenMod trae de serie pero que MIUI no trae. Para eso, basta descargar el APK desde este hilo de XDA y moverlo a /system/app.

Cómo añadir remitentes “wildcard” en Google Apps

Google Apps permite gestionar el correo electrónico de un dominio mediante GMail, lo que es una gran ventaja por la cantidad de funcionalidades que tiene. Para mí, lo más importante es el poder disponer de direcciones de correo ilimitadas, de forma que todos los correos enviados a cualquier cosa tipo loquesea@midiominio.com se reciban en una única cuenta. Esto, unido a la potencia de GMail para clasificar correo por etiquetas es una maravilla a la hora de organizarse pero tiene un problema: no puedes responder como remitente desde una dirección que no sea la central.

La solución pasa por añadir las cuentas que nos interese como una nueva cuenta:

  • Acceder a Configuración » Cuentas » Añadir otra dirección de correo tuya
  • Indicar el correo y pulsar en Enviar mediante Correo de [tu nombre] (más sencillo de configurar)
  • Se necesitará confirmar la dirección pulsando en Enviar verificación y utilizando el código recibido para verificarla

Con esto podremos responder desde la misma cuenta que se haya recibido sin tener que crearla en el panel de Google Apps (y que salga más caro si se usa la versión de pago). Por comodidad, puede marcarse la opción Responder desde la misma dirección a la que se ha enviado el mensaje para evitar tener que seleccionar la cuenta remitente cada vez :).

Sincronizar Google Contacts/Calendar en un iPad sin iTunes

Resulta extraño que un iPad permita configurar una cuenta de GMail o Google Apps de forma nativa y que sólo haga uso del correo electrónico, siendo necesario configurar Google Contacts en la agenda de Mac OS X y Google Calendar en iCal para luego, con iTunes, realizar la sincronización con el iPad. Pero lo que resulta más extraño es que sea posible sincronizar el correo electrónico, los contactos y el calendario con Microsoft Exchange, es decir, que sea una tecnología de Microsoft la que permita entenderse a un cacharro de Apple con Google.

La ventaja de usar Microsoft Exchange es principalmente no depender de iTunes para la sincronización. El cliente de correo es un poco diferente pero funciona a la perfección, con acceso a todas las carpetas de GMail y avisos de correo. Las instrucciones están documentadas en la ayuda de Google Mobile, y sirven para iPhone e iPad. El único detalle a tener en cuenta es que ha de dejarse vacío el campo Dominio y especificar m.google.com en el campo Servidor.

Mis impresiones (las malas) sobre el Google Nexus One

Hace unos días di mis primeras impresiones sobre el Google Nexus One (las buenas), pero tras pasar varios días con él y darle un uso más intensivo tengo también que hablar también de lo malo:

  • Aún contando con un doble micrófono para la reducción de ruido ambiental, varias personas me han comentado que por momentos no se me escucha bien. Curiosamente se debe a la posición del teléfono: acostumbrado a usar el Nokia con el micrófono en el frontal suelo poner el teléfono bastante vertical, pero el Nexus One tiene el micrófono junto al conector USB por lo que hay que inclinarlo para que la voz se capte bien. Una vez que le pillas el truco se escucha perfectamente pero no deja de ser algo que no debería ocurrir.
  • Las imágenes externas (fondos de pantalla o fotografías que se añaden a la galería) tienen unos colores pésimos, con unos degradados y sombras horrendos. Parece deberse a un bug en el procesado nativo de las imágenes ya que en software de terceros no ocurre, así que esperemos que Google solucione el problema en la próxima actualización a Froyo.
  • Echo mucho de menos la selección múltiple de elementos de listas de forma nativa, ya que al final depende únicamente de las aplicaciones que hagan uso de listas: las hay con un checkbox en cada elemento (las más cómodas) y otras que tienes que seleccionar elemento a elemento. Pasa exactamente lo mismo en los primeros Nokia táctiles (en el Nokia 5800 era desesperante) pero esperaba que en Google fuesen un poco más hábiles en esto.
  • Por último, echo de menos algunas aplicaciones nativas que se suplen sin problema con aplicaciones del Market, pero que cuesta encontrar 100% gratuítas (sin publicidad ni donación), cosa que no ocurría en Symbian porque hay muchísimas más aplicaciones gratuitas u Open Source.

Estas son mis impresiones, si tenéis alguna duda concreta podéis preguntar en los comentarios :).

Mis impresiones sobre el Google Nexus One

No suelo hacer este tipo de reseñas, pero me he animado teniendo en cuenta la expectación levantada por el teléfono (sin stock tras un par de días en venta) y que he hecho un cambio importante de Symbian S60 3.1 (Nokia E71) a un sistema operativo completamente nuevo y último modelo como es Android 2.1.

  • Tras probar los Nokia 5800 y N97 mi temor era la pantalla táctil, ya que desde que probé el Nokia E61 nada sin QWERTY me parecía cómodo. La pantalla capacitiva del Nexus One permite que utilizar el teclado en pantalla sea una delicia: mucha sensibilidad, buen feedback (si se activa) y un acceso sin problemas a todos los caracteres estando tanto en posición vertical como horizontal. Quizás el único problema sea la falta de la ñ, que requiere mantener pulsada la n.
  • Me ha sorprendido la calidad del sonido con auriculares: los de serie suenan bastante bien pero con unos in-ear buenos la cosa mejora bastante. Alto y claro, sin distorsiones metálicas o sensación de bajo bitrate aunque el audio esté a 320kbs. El reproductor es bastante sencillo pero funcional, y echo de menos un ecualizador.
  • La galería de fotos es rápida y ágil, abre las fotografías realizadas por el teléfono inmediatamente y la creación de las miniaturas no tiene nada que ver con la galería de Nokia o el más novedoso Photo Browser. La transición entre fotografías es rápida y con la posibilidad de hacer una presentación al estilo iPhoto.
  • El multitouch es de lo más útil en Google Maps, la galería y el navegador. Puede costar un poco hacerse al funcionamiento para hacer el zoom sin problemas, pero una vez que se le coge el truco puede ahorrarte bastante tiempo pulsando las teclas de zoom.
  • El teléfono en sí ha tenido críticas, pero me ha parecido más que suficiente. La aplicación que lo gestiona es sencilla y funcional, sin complicaciones y la calidad de sonido es bastante buena gracias al doble micrófono para aislar el ruido externo aunque he experimentado algún que otro pequeño corte, habrá que ver si es puntual o cosa de la cobertura, que por lo que he probado de momento está en la línea de mi anterior Nokia E71.
  • Las aplicaciones son infinitamente más fáciles de instalar que en los Nokia: adiós a firmar aplicaciones o a tirar de un pésimo Ovi Store, ahora basta entrar en el Market, buscar e instalar (Ovi Store intenta ser así, pero la usabilidad y tiempo de instalación son terribles). De momento he encontrado reemplazo para casi todo lo que utilizaba en Symbian (Mapas, tracker GPS, explorador de archivos, lector de eBooks, chat, cliente de correo, cliente SSH, notas…) menos una calculadora científica decente.
  • Los datos en la nube son una maravilla, ya que utilizo Google como intermediario entre mis aplicaciones: sincronizo los contactos y calendario desde el móvil para luego poder sincronizarlo con el cliente de escritorio. En Symbian se puede usar Mail for Exchange pero aquí es todo 100% nativo y automático. Cero problemas en este aspecto.

Por el momento muy muy contento con el aparato, muchísimo más que con los táctiles de Nokia aún habiendo perdido la posibilidad de usar un stylus (me encantaba utilizar el de la Wacom) y sin echar de menos para nada el teclado físico.